lunes, julio 13, 2009

El rival del centenario

Cuando uno repasa la Historia de la Real, se da cuenta de que no son muchos los equipos que han tenido una verdadera presencia, que han estado en los momentos más importantes de la ya casi centenaria trayectoria de este club, que han definido lo que es de verdad el equipo txuri urdin. El Athletic de Bilbao podría ser uno de ellos, además de por la rivalidad geográfica porque estuvo en la inauguración de Atotxa y fue el primer rival en Liga. El Barcelona es otro, como rival de todas las finales de Copa que disputó el equipo txuri urdin, excepción hecha de la de 1987, en la que derrotó al Atlético de Madrid. Pero mi percepción siempre ha sido que el equipo que marca la Historia de la Real, por completo y por encima de todos los demás, es el Real Madrid. Fue el equipo madridista el rival de las Ligas que se escaparon en 1980 y 2003. Fue el que sucumbió al poder de los Arconada, Zamora, Satrústegui y López Ufarte en 1981. Fue el que cayó derrotado en la primera Supercopa de la Historia, la que está en las vitrinas de la Real. Y fue el equipo contra el que se inauguró Anoeta.

Para mí, esos son motivos más que suficientes para justificar la presencia del Real Madrid en el partido que servirá para conmemorar el centenario del club, a pesar de que me consta que no ha sentado bien a algunos realistas. Si se piensa en frío, lo cierto es que es un inmenso acierto, un logro y un alivio la presencia del Madrid. Quizá no era para algunos el rival soñado, pero dadas las circunstancias actuales en las que vive la Real, es lo mejor que se podía conseguir. Y no es un rival precisamente malo. A los motivos históricos hay que unir el millonario proyecto de Florentino Pérez, lo que servirá para que Anoeta vea a un equipo con figuras de talla mundial como Cristiano Ronaldo, Kaká, Benzema, Casillas... y los que quedan por venir. Si Xabi Alonso ficha finalmente por el Madrid (o Claudio Bravo, cosa que no parece que esté todavía descartada), el partido servirá también para saludar a viejos conocidos (Manzisidor el primero), profesionales que mantienen el respeto de los realistas porque supieron salir del club txuri urdin como sólo lo hacen los grandes.

Hay gente que no entiende que el rival sea el Real Madrid. Para mí, la relevancia del club blanco en nuestra Historia y en la del fútbol mundial le convierten en uno de los rivales ideales para un encuentro de estas características. Pero hay más. Hoy por hoy el Real Madrid es un equipo inalcanzable para la Real. Así de claro, así de cierto, así de triste. No juega en Anoeta desde 2007 porque ese es el año en el que la Real bajó al pozo de la Segunda División. Toda la historia que hemos tenido contra el club blanco le ha convertido, probablemente para casi todos los realistas, en el rival al que más gusta vencer. Hace dos años que no tenemos la oportunidad de retarnos con ellos sobre un campo de fútbol. Dos larguísimos años. Y no le vencemos desde aquella gloriosa tarde de 2003. Entonces jugaban Ronaldo, Zidane, Figo y los demás galácticos. Quien diga que no guarda aquella tarde como una de las más grandes de su vida txuri urdin por lo que pueda pensar del Real Madrid, se engaña. Aquella tarde fue de las grandes porque el rival era de los grandes.

Hay quien piensa que el rival tendría que haber sido extranjero, para dar así más renombre a esta cita. Pero ahí nos encontramos con varios problemas. Se habló de Boca Juniors (que fue el rival del partido con el que se conmemoró el 75 aniversario del club), pero todos sabemos que el tirón de este equipo no es el mismo que el de otros conjuntos europeos. Se habló del Liverpool (y hubiera sido algo emotivo porque, junto con el Inter, es el rival europeo más recordado de la trayectoria de la Real por el Viejo Continente), pero en las fechas que se barajaban los equipos ingleses están ya con la temporada iniciada. Y en cuanto al dinero, hay que ser conscientes de que casi nadie hace favores a cambio de nada. La Real no puede permitirse el lujo de pagar lo que un equipo de nivel está acostumbrado a recaudar, porque no tiene ese dinero, y los administradores concursales, si están en su sano juicio, no pueden autorizar el pago de una ingente cantidad de euros a cambio de una apuesta por recuperar algo de dinero con los derechos televisivos y la taquilla.

Y ahí entramos en la parte más esencial de lo que significa la elección del Real Madrid. No se conocen los pormenores del acuerdo firmado con el Real Madrid (todavía; espero que se hagan públicos los detalles de este partido, y las presentaciones de los nuevos jugadores realistas son buenas oportunidades para interrogar sobre ello al presidente, Jokin Aperribay), pero lo que todo el mundo da por seguro es que el club blanco no cobra un euro por su presencia en Anoeta. Sí se llevará, siempre según todas las informaciones que se han publicado, un porcentaje de taquilla y derechos televisivos. Hay que ser claros y decir que este partido no se podría jugar si el equipo invitado quisiera cobrar, luego la presencia del Real Madrid es algo que tiene que ser agradecido. Además, por mucho que se lleve de taquilla y televisión, las ganancias de Florentino Pérez se quedarán muy lejos de lo que su equipo podría conseguir jugando un amistoso en cualquier otro lugar el día 15 de agosto. Y en las arcas de la Real también se quedará algo, que por poco que sea es siempre una buena noticia habida cuenta de la situación de las finanzas del club. El Madrid prácticamente garantiza el lleno, como lo hacía en sus visitas ligueras y como lo hizo en la inauguración de Anoeta.

Se ha publicado que el Barcelona (que, por cierto, tiene como director deportivo al ex realista Txiki Begiristain sin que eso se haya notado en ningún aspecto de las relaciones con la entidad culé) sí quería cobrar por anticipado para venir al partido del centenario. Es de dominio público que hay mayor simpatía entre el aficionado realista por el Barcelona antes que por el Madrid, y que sean los blancos los que vengan a este partido no va a cambiar nada, eso es evidente. Pero lo cortés no quita lo valiente. El Barça tricampeón, siendo también otro rival de primerísimo nivel para este evento, no ha querido mojarse tanto como lo ha hecho el Real Madrid. Llevo años oyendo hablar a gente de la Real del magnífico trato que siempre reciben en la casa blanca (el Real, y eso no es de dominio público, prestó toda su colaboración a la Real en tareas logísticas y organizativas cuando los nuestros dieron el salto a la Champions League y me consta que en la Ciudad Deportiva, como ahora en Valdebebas, siempre se ha tratado de maravilla al equipo txuri urdin), y añado esta gentileza a esos comentarios.

Para mí, y al margen del porcentaje de los beneficios que se lleve, es un detalle imprescindible de agradecer y recordar que el Real Madrid esté en una fecha que debe ser simbólica y hermosa para todos. Para mí, será como un partido de competición, en el que una vez más querré ganar al Real Madrid como sea. Y espero que el mejor acto del centenario sea el ascenso en 2010, para que ésta del 15 de agosto sea la última vez que tengo que imaginarme que el Real Madrid es un rival en partido oficial.

4 comentarios:

Miki dijo...

Pues me parece increíble que alguien no quiera al Real Madrid en el partido del centenario, quizá el único motivo que pueda encontrar es que va a restar demasiado protagonismo a lo que es el centenario de la Real en sí.

De todas maneras un partido que se va a ver en muchos sitios y por mucha gente, y eso es algo que ahora más que nunca necesitamos.

Por último agradecer al Real Madrid (aunque seguro que económicamente se llevan la mayor parte de los beneficios, cosa lógica por otro lado) su predisposición para con la Real.

futbollium dijo...

Lo importante es celebrar el centenario de un club histórico como la Real y hay que tener en cuenta que el rival no desmerece para nada esta fiesta , todo lo contrario , uno de los grandes clubes mundiales .

Pero el mejor regalo para el centenario de la Real , sería lograr el ascenso .

Un saludo

cityground dijo...

De acuerdo con el artículo, es un lujo que el Madrid juegue el centenario y en las condiciones que viene, no me gusta nada el Madrid pero en este caso su comportamiento ha sido señorial. Del Barca no espero nada porque desde que esta Txiki no he visto ningún favor al equipo que le hizo profesional, nada de nada.

Ya tenemos tres fichajes con Estrada, De la Bella y Nsue, este último me gusta es un delantero rápido y potente, a los otros dos no los conozco.

Juan Rodríguez Millán dijo...

Miki, estoy de acuerdo, que venga el Madrid nos da realce y va a permitir que se hable algo de este maltrecho centenario que estamos celebrando.

Futbollium, eso está claro: subir es el mejor acto conmemorativo del centeario. Pero que venga el Madrid es un buen primer paso. La fiesta está asegurada en ese partido, luego vendrá lo difícil.

Cityground, creo que esa es la actitud adecuada. Guste o no el Madrid, lo que ha hecho es digno de mención. A ver qué tal los nuevos, cuando empiece la temporada y les veamos habrá que empezar a juzgarles.