martes, mayo 17, 2016

RESUMEN DE LA TEMPORADA 2015-2016 (2) Los jugadores

1. Rulli (7)
Partidos jugados: 36. Titular: 35. Sustituido: 0. Minutos: 3.101.
Amarillas: 6. Rojas: 1
La segunda de las temporadas a préstamos del guardameta argentino no ha dejado la misma sensación de regularidad que la primera, e incluso hubo momentos en los que fue lícito pensar que Rulli no iba a progresar tanto como se esperaba. Pero su segunda vuelta ha sido digna de mención, y la forma en que encara los partidos grandes, enormes actuaciones ante Real Madrid y Barcelona como la pasada temporada, le ha colocado en el punto de mira de equipos de prestigio. Es muy bueno en casi todas las facetas del juego, tiene unas condiciones increíbles y ha sujetado mucho a la Real en sus peores momentos de juego. Es de los que ganan puntos.

2. Carlos Martínez (4)
Partidos jugados: 12 Titular: 8. Sustituido: 1. Minutos: 720.
Goles: 0. Asistencias: 2. Amarillas: 2.
Es muy triste ver a un jugador tan bravo como Carlos Martínez mermado sin aparente solución por un estado físico que le convierte en un efectivo poco fiable. No es descabellado decir que la Real echa en falta el carácter que imprimió a la banda derecha en la temporada en la que se tocó el cielo con la clasificación para la Champions. Pero para que sea útil a la Real, urge recuperarle, porque el lateral diestro es una posición en la que hay overbooking en la primera plantilla. Con todo, dos asistencias de gol, lo que no es poco viendo los escasos minutos que ha podido jugar.

3. Mikel González (5)
Partidos jugados: 18. Titular: 16. Sustituido: 2. Minutos: 1.462.
Goles: 0. Asistencias: 0. Amarillas: 1.
Cuando más difícil parece tenerlo para jugar, con más fuerza resiste Mikel González. Desde la irrupción de Iñigo Martínez sabe que no es el mejor central de la Real. El fichaje de Reyes parecería relegarle a la suplencia. E incluso siendo Elustondo una opción para el centro de la zaga, ha jugado tanto como la pasada campaña. Y aunque lejos de su mejor nivel, no lo ha hecho mal. Ha cumplido con mucha corrección, como ha hecho siempre desde que llegó al primer equipo de la Real. Un muy valioso jugador de plantilla que probablemente valoraremos más cuando ya no esté.

4. Illarramendi (6)
Partidos jugados: 34. Titular: 33. Sustituido: 3. Minutos: 2.935.
Goles: 1. Asistencias: 1. Amarillas: 14.
El hijo pródigo volvió a casa y lo hizo para ser el líder del fútbol del equipo, pero como ese fútbol no apareció Illarramendi no brilló tanto como se esperaba. No es todavía el jugador que dejó la Real para probar fortuna en el Real Madrid, pero no se puede negar su enorme calidad y que ha realizado algunos partidos que han recordado a su mejor versión, la que ayudó a llevar la camiseta txuri urdin a la Champions. Cuando está entonado, la Real tiene mucho ganado tanto en defensa como en ataque, y quizá esté algo lastrado por ser siempre el comodín del centro del campo y pasar por varias posiciones tácticas. Indiscutible pilar de futuro, es también el mejor presente de la Real.

5. Markel Begara (5)
Partidos jugados: 20. Titular: 15. Sustituido: 6. Minutos: 1.349.
Goles: 1. Asistencias: 0. Amarillas: 5. Doble amarilla: 1.
Markel lleva ya algunas temporadas alternando situaciones casi de ostracismo con otras fases de protagonismo absoluto. La llegada de Eusebio, de hecho, ha acentuado ese carácter. El partido del Sánchez Pizjuán fue, probablemente, el mejor reflejo de lo que es: marcó un gran gol de cabeza (de hecho, esta campaña se ha prodigado mucho en el área rival) para después provocar un penalti absurdo y autoexpulsarse con una dura entrada en una zona del campo en la que era innecesario actuar así. Ese es Markel. Capaz de robar muchos balones con una entrega encomiable, pero también de pasar muy desapercibido.

6. Iñigo Martínez (6)
Partidos jugados: 31. Titular: 31. Sustituido: 0. Minutos: 2.790.
Goles: 1. Asistencias: 0. Amarillas: 8.
Sorprende que no sea ya el capitán de la Real, porque es el mejor termómetro del estado del equipo y el jugador sobre el que tiene que pivotar su futuro, ahora sí gracias a que llegó su ansiada renovación. Iñigo sacrificó sus posibilidades de ser internacional por jugar casi lesionado con la Real. Y mezcló actuaciones soberbias con fallos bastante visibles, como por ejemplo los que costaron la derrota en Málaga. Si mejorara su concentración en esos aspectos, sería un central de categoría mundial. Pero, con todo, no se puede dudar de su calidad. Lástima que sólo anotara un gol, debe prodigarse más en este aspecto con su poderío en los córners.

7. Bruma (3)
Partidos jugados: 32. Titular: 15. Sustituido: 11. Minutos: 1.537.
Goles: 3. Asistencias: 1. Amarillas: 0.
Un error absoluto. La Real no debería acostumbrarse a formar jugadores de otras canteras apostando tan ciegamente por ellos. Bruma es un jugador alocado, atolondrado, que parece tener más calidad que acierto en sus decisiones, que no tiene mal golpeo de balón y que incluso dejó dos grandes goles en el Bernabéu y en Vallecas que hicieron pensar que podría ser mucho más de lo que ha sido. Pero no. El Bruma de verdad es el que intenta regatear demasiado, el que no suele elegir bien, el que pasa cuando debe regatear y el que regatea cuando debe pasar. Al menos tuvo su momento, pero no parece un jugador válido para la Real.

8. Granero (4)
Partidos jugados: 14. Titular:  8. Sustituido: 3. Minutos: 760.
Goles: 0. Asistencias: 0. Amarillas: 7. Rojas directas: 1.
Dijo Granero que su mejor versión iba a verse en la Real, pero ya da la impresión de que eso no va a suceder. Es un jugador que cayó de pie por su conexión inmediata con la gente y por la temprana lesión en su debut en Champions, pero que no supone el salto de calidad para la plantilla realista para ser un jugador que sí pareció merecer más minutos en todo un Real Madrid. Muy intermitente, tanto en su resultado sobre el campo como en sus apariciones en los onces, no pareció que Eusebio tuviera claro cómo sacar de él más fútbol. Le falta mucho gol e incluso se puede hablar de su fracaso en su papel como lanzador de la estrategia.

9. Agirretxe (9)
Partidos jugados: 16. Titular: 14. Sustituido: 6. Minutos: 1.170.
Goles: 13. Asistencias: 1. Amarillas: 2.
Con una diferencia abismal, el mejor realista de la temporada, y eso que para Moyes era el suplente inicial de Jonathas. Sus cifras son brutales. 13 goles en menos de una vuelta y una media de un gol por partido. De no haberse lesionado en el Bernabéu, podría haberse convertido en el mejor goleador de la historia de la Real. Camino llevaba, porque lo metía todo. Incluso firmó el gol del cojo cuando Eusebio le colocó sobre el campo ante el Málaga, cuando todavía estaba lesionado. La pregunta es por qué la Real no para de fichar delanteros para ponerlos por delante de Agirretxe cuando son números son absolutamente deslumbrantes. Temporadón tristemente interrumpido.

10. Xabi Prieto (3)
Partidos jugados: 36. Titular: 26. Sustituido: 9. Minutos: 2.379.
Goles: 3. Asistencias: 3. Amarillas: 3.
La estrella del capitán se está apagando, y ninguno de los tres últimos entrenadores de la Real parece haberlo entendido para aprovecharle de una forma más eficaz. Sigue teniendo muchísima calidad en su pierna derecha, como se vio con su asistencia a Oyarzabal ante el Barcelona, pero es difícil entender que haya sido tan indiscutible con la aportación que tiene ahora mismo al juego del equipo, y más en la banda derecha, donde ya le cuesta un mundo desbordar. Eso sí, sigue convirtiéndose en leyenda txuri urdin, tanto desde el punto de penalti, como en el número de partidos jugados. Es un jugador de referencia, pero hay que encontrarle ya un papel en el que se le saque provecho de verdad.

11. Vela (3)
Partidos jugados: 35. Titular: 31. Sustituido: 13. Minutos: 2.756.
Goles: 5. Asistencias: 4. Amarillas: 5.
No se puede gestionar peor la temporada de una estrella, ni ser una estrella aportando tan poco. Comenzó lesionado por jugar con su selección después de años de no querer hacerlo. Cuando volvió, parecía una sombra de sí mismo y nunca recordó a quien es, por derecho propio, uno de los mejores jugadores extranjeros de la historia del club. Su incidente festivo en Madrid terminó de coronar una temporada catastrófica, en la que al menos marcó cinco goles, muy pocos para ser quien es. Viendo el resultado, inexplicable que el club le mantuviera el brazalete de capitán, que lució incluso el mismo día en el que debía estar castigado por su salida nocturna.

12. Oyarzun (3)
Partidos jugados: 1. Titular: 1. Sustituido: 1. Minutos: 61.
Goles: 0. Asistencias: 0. Amarillas: 1.
Subir a Oyarzun al primer equipo cuando no se contaba con él fue un error que tendría que ser inexcusable en un equipo de cantera como la Real. No se puede cortar la carrera de un chaval, si realmente se cree que tiene capacidad para jugar en el primer equipo, teniéndole cinco meses sin jugar, con apenas unos minutos en la eliminatoria copera ante Las Palmas que se afrontó con tanta desgana. Su cesión al Mirandés tampoco se puede considerar un acierto, porque no ha tenido un papel protagonista ni ha sumado tantos minutos como habría sido deseable.

13. Oier Olazabal (4)
Partidos jugados: 5. Titular: 4. Sustituido: 0. Minutos: 407.
Amarillas: 1. Rojas: 1.
A pesar de que siempre se ha transmitido la sensación de que el club estaba muy satisfecho con Oier Olazabal, lo cierto es que el guardameta cedido por el Granada nunca ha parecido competencia real para Rulli. Además, con lo poco que ha jugado, ha tenido tres lunares destacables: Moyes le responsabilizó de la derrota ante el Espanyol, fue el portero de la triste eliminatoria de Copa ante Las Palmas aunque no fuera ni mucho menos el culpable de la derrota y cometió un error de portero suplente con su penalti ante el Getafe en Anoeta. Ha dejado algunas buenas paradas, pero es difícil pensar en él como el relevo de garantías si Rulli no sigue.

14. Pardo (4)
Partidos jugados: 29. Titular: 21. Sustituido: 8. Minutos: 1.945.
Goles: 0. Asistencias: 7. Amarillas: 7.
Otra estrella que se apaga. Algo se ha hecho mal con Rubén Pardo, porque no es posible que el jugador que deslumbró con su frescura y desparpajo en la temporada 2011-2012 todavía no sea un indiscutible en la Real, ni siquiera tras haber formado la ansiada pareja de mediocentros con Illarramendi que Montanier nunca quiso probar. Pardo dijo en una entrevista que con él se era más exigente que con otros jugadores. Y puede tener razón. Pero él tiene que dar ya el paso adelante que le convierta en ese jugador imprescindible que por calidad ha de ser. Con todo, el mejor asistente del equipo, con siete pases de gol, un dato que sí corrobora que no se ve su aportación con los mismos ojos que las de otros jugadores.

15. Ansotegi (5)
Partidos jugados: 2. Titular: 2. Sustituido: 1. Minutos: 179.
Goles: 0. Asistencias: 0. Amarillas: 0.
Renovar a Ansotegi fue otro tremendo error porque no se contaba con él, como también regalarle al Eibar, un rival que se ha movido en la clasificación por las mismas zonas que la Real y que de hecho jugó de azulgrana en la derrota txuri urdin en Ipurúa. Tenerle en el banquillo en nueve partidos de Liga y darle la eliminatoria de Copa casi íntegra no es suficiente para tratar así a un jugador que lo ha dado todo por la Real y que se despidió entre lágrimas, dando una brutal lección de amor por este club que todos los jugadores de la cantera tendría que ver y atesorar. Todo lo que le podía falta como futbolista lo compensaba con un corazón inmenso.

16. Canales (4)
Partidos jugados: 18. Titular: 12. Sustituido: 9. Minutos: 984.
Goles: 1. Asistencias: 0. Amarillas: 3.
El caso de Canales en la Real se asemeja mucho al de Granero. Ambos son jugadores de los que se esperaba mucho, y que no han terminado de ser los pilares que se esperaban para hacer crecer a una plantilla de cantera. Para colmo, volvió a destrozarse la rodilla en el fatídico encuentro del Santiago Bernabéu, confirmando que su buena estrella no ha llegado a brillar desde que dejó su club de origen, el Racing. En todo caso, resulta altamente insuficiente que un jugador como Canales, que se desenvuelve en todas las posiciones de ataque del centro del campo, sólo marcara un gol en la Copa. Golazo, sí, pero muy poco. Sin gol, su importancia se diluye.

17. Zurutuza (5)
Partidos jugados: 15. Titular: 13. Sustituido: 9. Minutos: 1.055.
Goles: 1. Asistencias: 3. Amarillas: 1.
Un año más, las lesiones han impedido que Zurutuza se convierta en el jugador esencial que tiene que ser para la Real. Su presencia siempre se nota, pero ha podido jugar tan poco y ha estado ausente durante un periodo de tiempo tan largo que no hay manera de que el juego ofensivo del equipo pivote a su alrededor, como en realidad tendría que ser. Sería importante que Eusebio le pidiera mucho más gol, porque, como en el caso de Canales, es insuficiente que un jugador de su clase y trascendencia cierre una temporada con un único tanto. Pero su calidad sigue ahí, esperando que las lesiones le respeten. 

18. Chory Castro (5)
Partidos jugados: 10. Titular: 2. Sustituido: 1. Minutos: 237.
Goles: 0. Asistencias: 3. Amarillas: 0.
Otro movimiento incomprensible de la dirección deportiva. Si no se contaba con Chory Castro, y era lo que parecía con el ascenso de Oyarzun, habría que haberle vendido en verano y no regalarle en el mercado invernal al Málaga, que para colmo es el equipo que privó a la Real de la octava plaza. Chory, en todo caso, es otro de esos extranjeros que dejó la Real sin mostrar el nivel que se le presuponía, hasta de hecho tocar la intrascendencia en sus meses finales. Ni un gol, titular sólo en un encuentro de Liga y ausente incluso cuando Vela estaba lesionado, ni Moyes ni Eusebio contaron realmente con él y en demasiadas ocasiones jugó los minutos de la basura.

19. Yuri (5)
Partidos jugados: 22. Titular: 22. Sustituido: 4. Minutos: 1.935.
Goles: 0. Asistencias: 3. Amarillas: 10.
Yuri se ha consolidado como el lateral izquierdo titular, tanto con Moyes como con Eusebio, y ha progresado con respecto a su primera temporada en la Real, aunque ha estado lejos del mejor nivel de De la Bella, cuya sombra todavía es demasiado alargada para él. Incansable a la hora de subir la banda, si aprende a aprovechar mejor sus centros sí podría dar el salto de calidad necesario para ocupar el lateral durante muchos años. Pero también debe mejorar en defensa, donde ha sufrido mucho y no siempre ante contrincantes mejores que él. Su entusiasmo le basta para aprobar, pero es otro de los que debe dar un paso al frente.

20. Zaldua (5)
Partidos jugados: 13. Titular: 10. Sustituido: 2. Minutos: 917.
Goles: 0. Asistencias: 0. Amarillas: 5.
Temporada desastrosa para Zaldua por las lesiones, que hacen del lateral derecho el puesto más maldito de esta Real. Eso sí, su entrega está siempre fuera de toda duda, y por eso sigue siendo un jugador valioso para el equipo, incluso aunque sus apariciones, como las de Carlos Martínez, suenen más a apagafuegos que a auténticas oportunidades de consolidarse como titular en esa banda derecha. Eso ha hecho que Elustondo suene más titular que ellos dos, pero Zaldua tiene mucho margen de mejora todavía para recuperar el puesto. La próxima temporada se antoja clave para él.

21. Héctor (4)
Partidos jugados: 14. Titular: 4. Sustituido: 1. Minutos: 431.
Goles: 0. Asistencias: 1. Amarillas: 1.
Otro error de la dirección deportiva, motivado por la excesiva espera que se ha tenido con él y la necesidad de promocionarle o deshacerse de él. Se le subió al primer equipo porque no quedaba más remedio por edad y porque nadie se atrevió a darle una oportunidad antes. Pero siempre fue el tercer lateral izquierdo y una opción desesperada en el extremo, puesto en el que no jugaba en el Sanse pero en el que contó para Moyes, y también, por inercia, para Eusebio. En realidad, sólo ha dispuesto de minutos de la basura y de absoluta necesidad por las ausencias, con lo que resulta difícil saber si es o no un jugador útil para el futuro de la Real.

22. Jonathas (3)
Partidos jugados: 29. Titular: 18. Minutos: 1.728.
Goles: 7. Asistencias: 1. Amarillas: 6. Doble amarilla: 1
La decepción de la temporada con diferencia, prolongación de la maldición de los delanteros centros que trae la dirección deportiva en los últimos años. Jonathas fue un fichaje ilusionante, pero el jugador que se vio en la Real no se pareció en nada al del Elche. Siempre se le vio desconectado del equipo, equivocado en sus movimientos, sin un apetito goleador voraz, incapaz de entenderse con sus compañeros y, desde luego, muy por debajo del nivel de Agirretxe. Tuvo al menos sus semanas de gloria, gol del triunfo en San Mamés incluido, pero acabó hartando a Anoeta, que le despidió con silbidos en su última aparición en casa de la temporada.

23. Reyes (6)
Partidos jugados: 26. Titular: 25. Sustituido: 3. Minutos: 2.310.
Goles: 2. Asistencias: 0. Amarillas: 3. Doble amarilla: 1.
El mexicano cedido por el Oporto parece un muy buen futbolista, aunque no ha firmado una temporada brillante. Llegó para ser titular junto a Iñigo Martínez, pero le costó mucho entrar en el equipo, incluso siendo adelantado en algunas fases de la temporada por Mikel González. Eusebio le encontró acomodo en el centro del campo para los partidos más tácticos, pero ahí se acabaron viendo sus costuras. Acabó donde se le esperaba, titular y con galones. Buen manejo de balón con el pie y unas buenas actuaciones finales hacen que se pueda considerar un acierto la cesión y que se pueda confiar en que su futuro sea esperanzador, siga o no en la Real.

24. De la Bella (4)
Partidos jugados: 15. Titular: 14. Sustituido: 1. Minutos: 1.249.
Goles: 0. Asistencias: 2. Amarillas: 5.
Si la pasada temporada no fue especialmente positiva para De la Bella, esta se puede considerar abiertamente negativa. Yuri le arrebató el puesto sin necesidad de demostrar un nivel espectacular, y cuando el catalán se asomó al once tampoco logró demostrar que su suplencia es un error. Cuando Eusebio le colocó como central por primera vez en su vida en un escenario del calibre del Calderón tampoco es que le ayudara mucho a dar la vuelta a su situación. La pregunta es si De la Bella es ya un jugador amortizado o si todavía puede dar algo más a la Real.

25. Raúl Navas (-)
Partidos jugados: 0. Titular: 0. Sustituido: 0. Minutos: 0.
Goles: 0. Asistencias: 0. Amarillas: 0.
¿Cómo puede ser cierto que en el fútbol profesional en el que vivimos la Real haya tenido en su primera plantilla a un jugador que no ha llegado a disputar ni un solo minuto, que llegó lesionado, que en realidad nunca se ha llegado a saber si tenía plazos de recuperación o si de verdad estaba a disposición del entrenador? Ese ha sido Raúl Navas en su primera temporada en la Real. Un auténtico expediente x del que nadie ha salido a dar explicaciones.

28. Oyarzabal (8)
Partidos jugados: 23. Titular: 17. Sustituido: 8. Minutos: 1.545.
Goles: 6. Asistencias: 1. Amarillas: 1.
Claramente, la mejor noticia de la temporada. Sorprende que, tras la lesión de Agirretxe y viendo el pobre nivel de Jonathas, no tuviera alguna oportunidad seria antes, pero Eusebio acabó rendido a la evidencia de que el entusiasmo de Oyarzabal es imprescindible para la Real del presente. Más que como delantero, ha encontrado su mejor acomodo detrás. Su cabezazo ante el Barcelona, de estrella del fútbol. Su conducción con el balón augura grandes goles en Anoeta. Y su entrega en cada partido, el camino a seguir para que la Real encuentre una versión que le permita luchar por lo que debe. Ilusionar tanto con 19 años no tiene precio.

29. Zubeldia (-)
Partidos jugados: 1. Titular: 0. Minutos: 6.
Goles: 0. Asistencias: 0. Amarillas: 0.
Lo único que ha hecho es debutar, con los minutos finales de la jornada que cerró la temporada en Mestalla, pero la verdad es que la impresión que dejó el chaval fue francamente buena, moviendo el balón con mucho criterio en el poco tiempo que jugó. Oculta tras la consolidación de Elustondo, la explosión de Oyarzabal y el gol de Bautista, la aparición de Zubeldia es otra espléndida noticia. Tendrá que luchar en verano para ganarse un puesto entre los mayores, pero el debut ya no se lo quita nadie.

30. Elustondo (6)
Partidos jugados: 30. Titular: 29. Minutos: 2.502.
Goles: 1. Asistencias: 0. Amarillas: 8.
Resulta curioso que el canterano que más ha contado tanto para Moyes como para Eusebio, a pesar de haber debutado la pasada campaña, fuera el que no logró dorsal del primer equipo para afrontar esta temporada. Su rendimiento, más que óptimo. Y muy valioso precisamente porque dio el salto a la Primera División como lateral diestro para paliar las lesiones de Carlos Martínez y Zaldua, pero Eusebio le acabó dando galones como central. Es verdad que ahí ha cometido algunos errores de juventud, pero tiene condiciones para ser la pareja de Iñigo durante muchos años. Su compromiso es inmenso. Hacen falta muchos jugadores así en la Real.

31. Bardají (-)
Partidos jugados: 0. Titular: 0. Sustituido: 0. Minutos: 0.
Goles: 0. Asistencias: 0. Amarillas: 0.
La confianza que se tenía en Bardají como guardameta de futuro se está apagando. En ese limbo que es ser el tercer portero de la Real, que no le permite seguir progresando con el Sanse ni tampoco luchar por una oportunidad en el primer equipo, no llegó a jugar, e incluso el club, para responder a las ausencias de Rulli, hizo esfuerzos económicos (pagó al Granada para que jugara Oier) y médicos (forzó la recuperación del cedido tras una lesión) en lugar de darle la alternativa al potrillo. Y así, la Real lleva sin ver un portero canterano desde que Riesgo abandonó el club.

34. Capilla (-)
Partidos jugados: 3. Titular: 0. Minutos: 19.
Goles: 0. Asistencias: 0. Amarillas: 0.
Es triste que la única imagen que quede de Capilla en esta temporada, después de haber debutado con el primer equipo en la 2014-2015, sea la salvaje entrada que Augusto le hizo en el Vicente Calderón y que el cobarde arbitraje de Hernández Hernández dejó sin sanción. Ni Moyes ni Eusebio le han dado la opción de confirmar si tiene un puesto en el futuro en la Real, y siempre es una pena que un canterano que ya se ha asomado al primer equipo se pase una temporada más sin gozar de esa oportunidad.

35. Bautista (-)
Partidos jugados: 3. Titular: 1. Minutos: 74.
Goles: 1. Asistencias: 0. Amarillas: 0.
La impresionante ovación con la que le recibió Anoeta en el partido ante el Real Madrid, su segundo encuentro con el primer equipo tras un incomprensible debut testimonial en Villarreal, es la mejor muestra de que la Real es y debe seguir siendo un equipo de cantera por encima de todo. Bautista debió gozar de alguna oportunidad más viendo la plaga de lesiones y el escaso rendimiento goleador de los pesos pesados del vestuario, pero o bien a Eusebio le tembló la mano con él o bien el técnico no quiso que el ataque realista estuviera en manos de dos potrillos sin demasiada experiencia. Pero su gol al Rayo mostró que hay calidad.