martes, diciembre 22, 2009

Una de horchata

La primera vez que vi a Xabi Prieto en directo fue en febrero de 2004, unos meses después de que debutara en Copa con la Real. Salió quince minutos en el derby de aquel año contra el Athletic de Bilbao en Anoeta. No le dio tiempo a hacer mucho, la verdad. La primera vez que le vi de titular fue el 23 de mayo de ese mismo año. En el Santiago Bernabéu. La Real ganó 1-4 y Xabi hizo dos goles. El primero de aquel día, un voleón magnífico desde fuera del área, era también el primero que marcaba con la camiseta del primer equipo. Ese lo vi desde la distancia, en la portería más alejada del asiento que ocupé en la grada. El segundo fue un penalti a lo Panenka. Ese lo vi muy cerquita. Y Xabi Prieto desde entonces se convirtió en mi gran esperanza. Todos tenemos algún canterano al que cogemos un cariño especial. Para mí, desde aquel día, es Xabi Prieto.

Lo malo de Xabi es que no tiene sobre el campo el carácter que mostraba su predecesor en la banda derecha, Valeri Karpin. Por eso, hay mucha gente que no deja de recordárselo y que no aprecia el fútbol de Xabi tanto como yo. En mi casa suelen caer motes a los jugadores, motes que suelen ponerse por las cualidades menos aprciadas de los futbolistas. Xabi Prieto es el horchata. Ya sabéis, por aquello de que por las venas le corre horchata en vez de sangre. Y tengo que reconocer que es un mote que no me gusta. Al menos, no lo comparto. ¿Que Xabi Prieto no pega las broncas de Karpin? De acuerdo. ¿Sangre en las venas? Ya lo creo que la tiene, pero no es roja sino txuri urdin. Eso lo ha demostrado tantas y tantas veces que ya ha conseguido que esté fuera de toda duda. Pero le faltaba un partido como el del domingo para convencer a muchos escépticos de que su fútbol es mucho más.

Ante el Betis, Xabi hizo todo lo que sabe hacer. Dominó el partido como quiso, desbordó por su banda como si no tuviera marcador, dio una asistencia, marcó un gol, dio pases, hizo regates, ordenó a sus compañeros. Fue el 10 de este equipo, y no sólo porque lo diga su camiseta. Hoy todo el mundo se deshace en elogios hacia Xabi. Merecidos elogios, claro. Para mí, es mucho más que eso. Es un reconocimiento a mi canterano. A aquel chaval que me encandiló en el Bernabéu hace cinco años y medio y que hoy es ya todo un veterano y uno de los capitanes del equipo. A ese jugador al que tanto exijo porque sé que tiene muchísimo que ofrecer. Y de paso esos elogios han servido para que ya todo el mundo crea que esta Real puede terminar la Liga entre los tres primeros y recuperar su puesto en la élite.

Si Xabi Prieto es el horchata, yo estas navidades, que por fin son felices, no quiero brindar con cava ni con champagne. Lo haré con horchata, claro, a la salud de Xabi, de la Real y del liderato. Y en junio, por el ascenso. Feliz Navidad para todos.

4 comentarios:

cityground dijo...

Xabi Prieto es muy bueno técnicamente pero si es verdad el ha faltado algo mas de carácter y regularidad hasta ahora.

¡FELIZ NAVIDAD! Y A DISFRUTAR EL LIDERATO.

Doctora dijo...

Valerón,Iniesta o Kaká tampoco son tíos con mucho carácter y da gusto verles.El problema,creo yo,es que cuando un jugador de este tipo pasa por un mal momento siempre se dice que es que no tiene garra,personalidad o huevos,pero teniendo calidad,eso es secundario.Es más,casi es preferible que parezca que no tiene sangre a que se desquicie y esté cada dos por tres dejando al equipo con uno menos.
Ah,y no todos tenemos un canterano al que coger cariño ;)
Muy mal se tiene que dar para que la Real no vuelva a Primera este año :D

Miki dijo...

Yo reconozco la gran calidad de Xabi pero sí me parece algo intermitente.

Yo le tengo más cariño al tipo de jugador como Ansotegui. Trabajo silencioso y constante con muy poquitos días malos. Si tengo que elegir un canterano me quedo con él.

¿Este año sí?, es pronto pero ¿nos lo empezamos a creer?.

Saludos y felices fiestas.

Juan Rodríguez Millán dijo...

Cityground, pues sí, esa regularidad es exactamente lo que le falta. Lasarte dijo de Sergio, cuando le preguntaron por su falta de velocidad, que si la tuviera igual no estaría en la Real, sino en un equipo más grande. Supongo que de Xabi se puede decir algo parecido.

Doctora, es verdad, siempre parece que viste más tener un jugador luchador que uno de clase. Y a mí es que los de clase me encantan... Supongo que con la alusión al canterano al que cogemos cariño me refería inconscientemente sobre todo a los realistas, pero cada vez hay más equipos en los que sí se puede hacer. No pierdas la esperanza.

Miki, lo que decía más arriba. Sí es intermitente, y eso lo reconozco sin problemas. Pero cuando aparece... A Ansotegi y los de su clase también les tengo mucho cariño, porque se lo curran partido a partido. Queda mucho, pero este año tiene pinta de que sí.