viernes, julio 19, 2013

Cinco jugadores que tienen que dar un paso adelante

En pleno debate sobre la necesidad o no de hacer fichajes, y cuántos, y de la pérdida de potencial o no con respecto al equipo que materializó la clasificación para la previa de la Champions League, cabe recordar que no toda la plantilla alcanzó niveles sublimes la pasada temporada, bien por no haber dispuesto de los minutos para ello o bien porque so alcanzaron su tope futbolístico. Hay jugadores que están obligados a dar un paso adelante en esta campaña 2013-2014, y que se vayan a disputar al menos ocho partidos en el curso dará más oportunidades a todos. Estrada, Zurutuza o Ifrán bien podrían haber entrado en ese grupo, pero los cinco jugadores que tienen un mayor margen de mejora y posibilidades de conseguirlo son Cadamuro, José Ángel, Pardo, Elustondo y Ros. El hecho de que la Real anotase 70 goles en Liga hace que esa mejora sea más probable en algunos efectivos de la defensa y del centro del campo, las líneas que menos gustaba de tocar Philippe Montanier.

· Cadamuro
La pasada fue una temporada prácticamente en blanco para él por las lesiones. Apenas disputó 192 minutos repartidos en cuatro partidos, sólo dos de ellos como titular. Subió al primer equipo como defensa central y ha jugado prácticamente en todas las posiciones menos en esa. Montanier le hizo debutar sustituyendo a Xabi Prieto como extremo derecho en el segundo partido de su primera temporada, ante el Barcelona. Incluso ha pasado por el mediocentro en minutos finales de algún encuentro, pero el puesto en el que más le alineó en aquella primera campaña fue de lateral izquierdo, zona que alternó bastante con De la Bella. Sin apenas jugar con la Real se convirtió en un fijo en las convocatorias de las selección argelina. La lesión de Mikel González le da una oportunidad de oro para empezar la temporada jugando, aunque se disputará con Ansotegi esa plaza en el centro de la defensa junto a Iñigo Martínez. Si las lesiones no se lo impiden, es el momento de averiguar si tiene nivel para estar en el primer equipo de la Real.

· José Ángel
Ante esa alternancia entre De la Bella y Cadamuro en el lateral izquierdo durante la primera temporada de Montanier, y a pesar de que el catalán se salió en la pasada Liga, nadie podía imaginar que José Ángel jugaría tan poco en su primer año como realista. Montanier le concedió 420 minutos en trece partidos, sólo dos de ellos en el once inicial, con una media de 32 minutos por partido. Él fue el primer jugador sustituido por Montanier en el descanso de un encuentro sin mediar lesión, lo que sorprendió dada la habitual tardanza del francés en decidir los relevos, y no jugó como titular ni siquiera cuando De la Bella se perdió un partido por lesión. Casi siempre que jugó con el técnico francés, fue de extremo. Si ha decidido volver a la Real, cabe pensar que Loren y Jagoba Arrasate le han asegurado que, si está en forma, partirá con igualdad de oportunidades con respecto a De la Bella. Y si las rotaciones se convierten en norma en la exigente primera mitad de la temporada, seguro que José Ángel puede convertirse en un jugador importante. Él fue uno de los motivos de la ilusión despertada en la afición hace un año. Parte de cero.

· Pardo
El deseo de Illarramendi de no seguir en la Real le hace ostentar, con todo el derecho, el título de perla de la cantera en el primer equipo. El debate que se instaló la pasada temporada, quizá algo artificialmente, es si está verde o por el contrario preparado para asumir los galones en el equipo. Ya en su primera temporada, también la primera de Montanier, demostró estar más que capacitado para ser el timón de la Real. Que Montanier no quisiera nunca alinear a Illarra de 4 le cerró muchas puertas, pero la salida del ya madridista le pone en perfecta disposición para hacerse con un puesto en el once tipo de Jagoba, del que sólo cabe esperar que corrija la deficiencia de Montanier de no premiarle con las oportunidades que el jugador se ganó en el campo. Tiene calidad de sobra para convertirse en el mejor jugador del equipo. Lo que él tiene que poner de su parte es la superación de los nervios con los que jugó en la segunda mitad de la pasada temporada. Si se parece al jugador que deslumbró en el comienzo del crecimiento futbolístico de la Real, el de las victorias en Málaga y Valencia y la goleada en Anoeta al Rayo, el mando es suyo.

· Elustondo
Después de que la pasada temporada Markel ganara muchos adeptos, Elustondo se ha convertido sin duda en el jugador realista más discutido. Después de seis temporadas y media en el primer equipo, aún no ha explotado. ¿Se puede seguir esperando que lo haga? Para Montanier habría sido un jugador más importante si las lesiones no lo hubieran impedido (sólo ocho partidos y 442 minutos). No hay que olvidar que la pasada temporada arrancó como titular en Barcelona, en un trío de pivotes completado con Illarramendi y Markel, incluso forzando puesto que ya estaba lesionado. Y aunque no se recuerda demasiado, en la primera temporada de Montanier en el banquillo txuri urdin, la mejora del equipo tras caer al farolillo rojo en Vallecas, llegó con un doble pivote formado por Aranburu y Elustondo. Esa fue, en realidad, la segunda ocasión en la que Elustondo mostró brevemente que podía ser una pieza importante. La anterior fue con Juanma Lillo de entrenador, en Segunda, y quedó truncada por una grave lesión en el tobillo. Da la sensación de que Markel y Elus se disputarán el puesto de 4 en el once tipo. Y a pesar de haber renovado su contrato hasta 2015, da la impresión de que esta es la última oportunidad de Elustondo, un jugador que sólo en una temporada ha jugado más de 20 partidos.

· Ros
Javi Ros fue, junto con José Ángel, el más flagrante caso de los problemas de comunicación que protagonizaron la Dirección Deportiva y el entrenador. Loren decidió subirle al primer equipo, pero Montanier contó muy poco con él al principio y fue el señalado con más claridad tras la eliminación copera ante el Córdoba. Lillo le dio la alternativa en el primer equipo en la temporada 2008-2009, haciéndole debutar en Salamanca, y fue un agradecido soplo de aire fresco en un equipo que lo pasó mal en su ya entonces imposible lucha por el ascenso. Sin embargo, esos partidos no encontraron continuidad y no volvió a jugar con la Real ni en las dos temporadas de Martín Lasarte ni en la primera de Montanier. Parecía que el tren se le había escapado pero, como le había sucedido a Agirretxe años antes, pasó de un par de temporadas sin contar en los planes del primer equipo a dar el ansiado salto. En lo poco que jugó no demostró ni mucho menos estar tan por debajo de algunos de sus compañeros como para ser la sexta opción en el centro del campo. Es uno de los tres jugadores que acaba contrato en junio del año que viene, junto a Estrada y Ansotegi. Si no explota esta temporada, y tiene condiciones para aportar bastante al equipo, ya no tendrá más oportunidades.

3 comentarios:

Rubén Falque dijo...

Ros y Pardo tienen que tener continuidad sobre todo pardo y que no me venga la gente con la chorrada de que es muy joven solo hay que ver a Isco. Elus tendrá sus minutos "en defensa" que para mi es donde mejor papel hace y en cuanto a cadamuro y jose angel en fin: Cadamuro deberia ser el 4º (el 3º Elus) asi que dependerá de sanciones y lesiones y Jose Angel veremos a ver porque el nivel de Alberto es muy alto tanto es así que me parece una desfachatez que no valla con la selección un caso similar al de Txarli

toni dijo...

Pero necesitamos un fichaje para refirzar al equipo. Si hubiese venido Dos Santos...

Juan Rodríguez Millán dijo...

Rubén, efectivamente, a mí lo de la juventud no me convence como argumento para que un jugador no esté sobre el césped. No parece que Arrasate vaya a optar por Elustondo como central, sino como cuatro... Y veremos cómo rota a los laterales.

Toni, soy de los que piensa que los fichajes también pueden venir del Sanse, y parece que es una opción que cobra forma. Y aunque ya esté descartado, te confieso que a mí Dos Santos no me emocionaba.